Un tributo.


Hace tiempo que no me despellejo viva. No me hurgo demasiado. No me busco. Prefiero perderme de vista. No mirar lo que no quiero ver.
Ya es suficiente seguir respirando. Le haré un desaire a mi existencia, y seguiré sonriendo para variar.

2 comentarios:

  1. quizás si dejas de buscarte te encontrarás cuando menos ganas tengas... e igual es peor no?

    jo, la foto es preciosísima.

    ResponderEliminar
  2. sienta tan bien perserse de vista de vez en cuando...
    ;)

    ResponderEliminar