Me gusta ser una zorra


No pasa nada si los tíos como tú os folláis a quien queréis, pero si lo hago yo es diferente. Dios nos libre, emano confianza y me gusta el sexo. Crees que me entusiasma el hecho de tener que comportarme como la señorita alegría las 24 horas para que se me considere una dama. Soy una niña bien de la zona residencial de la cuidad, sin embargo, a veces tengo ganas de suicidarme. Ahí tienes tu psicoanálisis Dr. Freud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario